Carneros, tan cerca pero tan lejos

Calificación: 0,00. Total de votos 0.
Imagen de Carneros, tan cerca pero tan lejos

Breve resumen:

"Rams" es una película islandesa que narra la historia de los hermanos Gummi y Kiddi, dos granjeros que llevan una vida solitaria en un valle aislado, llenos de resentimiento, envidia y odio. Ambos se ciñen en tener el menor contacto posible entre ellos, pero las inevitables circunstancias los llevarán a estar más unidos que nunca.
Año 2015
País Iceland

Director(es):

Grímur Hákonarson

Sinopsis:

"Rams" es una película islandesa que narra la historia de los hermanos Gummi y Kiddi, dos granjeros que llevan una vida solitaria en un valle aislado, llenos de resentimiento, envidia y odio. Ambos se ciñen en tener el menor contacto posible entre ellos, pero las inevitables circunstancias los llevarán a estar más unidos que nunca.

La película es muy lineal e íntima, se refleja la Islandia rural atrapada entre el verano y el invierno, donde los hermanos se ocupan de la crianza de una raza de ovinos, considerada una de las mejores del país. El filme logra transmitir múltiples sensaciones con sus paisajes acogedores, y atrapa al espectador en una sociedad añeja, rutinaria, y sin interés de modernizarse, de manera que olvidamos que estamos en una butaca de cine.

En medio del frío panorama, se muestra la rencilla familiar que se alimenta a lo largo del filme, y mediante los sencillos encuadres y las escenas casi documentales el espectador logra sentir el dolor de los personajes y la negación por enfrentar la nueva vida.  Los personajes son tercos y sombríos, uno más reflexivo que el otro, y sus vidas solitarias y sin presencia femenina son la esencia del largometraje.

Cuando la ley toma papel en lo que resulta ser el centro de la existencia de estos hermanos, sus vidas se vienen abajo, es aquí cuando se plantea una reflexión profunda sobre lo que verdaderamente importa. El humor negro está presente a lo largo de toda la obra, y sobresalen golpes de guion muy irónicos y efectivos.

En una meditación sobre la obvia pérdida de identidad, el hermoso final de Carneros no es más que calidez y ternura  en las circunstancias más frías y oscuras. El epílogo de la película es helador, pero al mismo tiempo lo más caluroso de todo el filme.

La película consiguió la Espiga de Oro en el Festival de Valladolid del 2015, así como el premio a la Mejor Película en el Festival de Cannes, en la sección Un Certain Regard, además de ser seleccionada para representar a su país en los Oscar 2016, en la categoría de Mejor Película de habla no inglesa, y aunque no logró entrar a la competencia, no podemos negar que es una película digna de esta estatuilla.

Trailer Oficial