Reseña de “La gran apuesta”

Calificación: 0,00. Total de votos 0.
Imagen de Reseña de “La gran apuesta”

Breve descripción:

“La gran apuesta”, es un film que asombra. Lo dirige Adam McKay. Este caballero no es ningún novato: guionista, actor, director y productor exitoso. Lo que me asombra es que Hollywood la haya producido. - Antonio Yglesias

Autor:

Antonio Yglesias
“La gran apuesta”, es un film que asombra. Lo dirige Adam McKay. Este caballero no es ningún novato: guionista, actor, director y productor exitoso. Lo que me asombra es que Hollywood la haya producido. Vivimos en un mundo contradictorio, afortunadamente. El brutal ataque al sistema inmobiliario y su sórdida relación con la banca, con el gobierno y con los codiciosos ejecutivos de Wall Street, es brutal y frontal. ¡Hasta que suenan los huesos que se resquebrajan con cada golpe! Y esa lucidez y ese coraje iluminan la pantalla. Estamos tan adormilados por tantos mundos de mentira, por tanta felicidad engañosa y por tanta sensiblería farandulera que fluye en el mundo del espectáculo, que una película como ésta, asombra: coraje, coherencia, lucidez, talento por montones. Por supuesto, el libro de Michael Lewis está detrás de ese guión estupendo e informado. Algo más: el lenguaje que utiliza McKay para narrar rompe cualquier teoría de guión conocida y respetada, y eso me gusta, y mucho. Cuando un realizador empuja su proyecto hasta límites habitualmente imposibles y sobre todo, “no recomendados” (Ciudadano Kane, 2001, 8 ½ y tantos otros) y logra que ese lenguaje arriesgado y personal comunique verdades con una potencia exquisita, hay que aplaudir, y fuerte, porque nos dice que la inteligencia y la sensibilidad humanas no mueren aún, que les cuesta sobrevivir pero que ahí están y que hay esperanzas. La “industria” se contradice, pero se fortalece. Poner un foco de 5,000 watts en una zona oscura que sabemos llena de mentiras esponjosas, es cosa de creadores íntegros. Cuando un guionista, un realizador cree en su proyecto y lo lleva a fondo con toda la libertad creativa que surge de sus adentros y cuando actores de la talla de Brad Pitt o Christian Bale, participan como coproductores, es decir, que le apuestan dinero y prestigio a semejante osadía, se abren ventanas de esperanza. Las sombras se retiran un poco. La violencia y la brutalidad que traga taquillas inconmensurables, miran con sospecha ese atrevimiento. Aplauso al director, al editor, a actores y actrices, cámara, producción, etc. A todo ese equipo que armó un film actual, con un lenguaje atrevido que mezcla todo lo que se conoce hoy y que le da coherencia y vida.

<a href="https://www.facebook.com/AntonioYglesiasProducciones">https://www.facebook.com/AntonioYglesiasProducciones</a>

Trailer “La gran apuesta”