Masacre: Ven y mira

Calificación: 0,00. Total de votos 0.
Imagen de Masacre: Ven y mira

Breve descripción:

Película de que relata a través de los ojos de un niño -progresivamente endurecido por el sufrimiento- la matanza sistemática de los habitantes de las aldeas de Bielorrusia durante la II Guerra Mundial.

Autor:

Daniel Granados

Otros detalles:

Come and See / Ven y Mira -->Unión Soviética
Director --> Elem Klimov

El nombre de la película se extrajo del capítulo 6 del libro del Apocalipsis en donde se expresa:
"Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo para vencer"
"Ven y mira" hace referencia al Apocalipsis, cuando el profeta es llamado a presenciar la visión sobre el fin del mundo -y como su título denota- trata sobre la exposición cruda y cruel de la guerra, eliminando todo tipo de maquillaje superfluo, interpretada por la inocente visión de un adolescente.

Como expone el dicho vulgar: "el que se mete aguanta"; por consiguiente, la película en cuestión se atreve a tocar los puntos más sensibles de cualquier persona.

El joven aparece en escena con un fusil que encuentra enterrado y -de manera sutil- vemos como su deseo por la guerra crece ingenuamente. Luego, se une a los partisanos a pesar de la negación de su madre hasta la desesperación, quienes buscan detener el avance alemán en la devastada Bielorrusia y poco a poco conoce la faceta horrorosa que posee los conflictos bélicos que atañen a su nación.

El director realiza una exposición de crudeza y terror psicológico para el personaje principal; sin embargo, va más allá con su objetivo, ya que persuade la sensibilidad del observador.

Esto es logrado por medio de una narración realista y austera, además por una sobriedad con el uso de la cámara. Entre sus técnicas destacan planos secuencias que añaden gran ritmo tomando en cuenta la duración de la cinta y la manera en que los personajes hablan directo a la cámara, involucrando al espectador en la trama.

Al igual que el tradicional cine ruso, este ejemplo es desarrollado por sus imágenes contando con pocos diálogos, dado que apela más a su impacto visual y a la comunicación que se diluye de ello.
Así conocemos cómo el muchacho se mueve de la emoción al impacto visceral, dando paso al deterioro de su mente. También el uso musical es puntual y muy sugestivo en las escenas claves, con las tonadas de música clásica en la masacre de la pequeña aldea y en su desgarrador desenlace.
Como bien lo dice el filme, nadie escapa de la barbarie y la tragedia que proporciona la guerra.

Aunque se muestra a los alemanes como principados del mismo infierno, los partisanos tampoco son el mejor ejemplo de perfección humana. Tienen sus propios intereses, no obstante, unidos a sus deseos por la libertad.

Por último, da mucho pesar seguir el camino del protagonista, debido a que toda su vida pasa en pocos días, al parecer que se deja ver como un niño audaz al inicio y terminar como un viejo lleno de tormentos.

Ven y Mira - Trailer