Amadeus

Calificación: 0,00. Total de votos 0.
Imagen de Amadeus

Breve descripción:

Amadeus se considera como una de las mejores películas de la década de los ochenta y de la historia del cine en general

Autor:

Daniel Granados Castillo

Otros detalles:

Director Milos Forman
Drama biográfico.
Estados Unidos, 1984.
He aquí un ejemplo de lo que debe ser una entera obra maestra. Un vivo retrato de elementos en perfecta combinación, desde la perspectiva visual y todo lo que conlleva su presentación formal, hasta lo intangible, lo que trasmite y habla entre líneas.
El director checo encamina una de las mejores películas de época, de las mejores biográficas, de las mejores de la década de los ochenta y de la historia del cine.

Su historia es ambiciosa y aunque hay detractores que refutan sobre su veracidad, se toma la libertad de crear todo un ambiente para plasmar su hipótesis.
En ella tenemos un tridente ofensivo: Antonio Salieri, magistralmente interpretado por Abraham; Wolfgang Amadeus Mozart, un vivaz Tom Hulce; y la música, maravillosas melodías que se entremezclan con cada escena sin poder separarla de ellas.

Tanto la labor de Forman como director, así como la de Peter Shaffer, escribiendo primero como obra teatral y luego a la pantalla, son los principales responsables de este monumental trabajo.
Aquí se adentra completamente -y de forma detallada- como trasciende la envidia en la vida de un músico y lo que esto genera en su entorno, tras toparse con un joven vulgar -a su criterio- que lo supera fácilmente. Pocos reconocen la maestría del joven, pero él encuentra en sus notas la música del cielo.

Es así como esta envidia se alterna con una terrible admiración, creando una onda expansiva para su narrativa. El odio es tal que involucra la voluntad de Dios y se presenta un duelo entre el ser humano, nublado por sus sentimientos, en contra de su deidad.

Con mucha agilidad se cuenta esta historia, que no sólo se queda en sus dos
protagonistas, sino que también involucra personajes secundarios que interfieren en ellos, tanto como la época y la clase en la que se desarrolla.
El tiempo es justo, porque todo se aprecia correctamente, sin prisas ni momentos vacíos; al contrario, con gran fluidez, sus más de dos horas y media transcurren fácilmente.
Una fina pieza, elevada a un nivel superior de cualquier obra similar que se le acerque.

Destinada a quedar grabada en la mente por escenas increíbles y momentos llenos de energía. Cada nota en las óperas, cada enfrentamiento entre Salieri y Mozart, la narración de un anciano que se considera "El Patrón de los mediocres"...
Imprescindible.

Amadeus - Trailer